Cinturon de la Biblia

Rate this post

Si tomamos toda la ropa de la gloria de Dios pero nos falta el cinturón de la verdad, nuestra ropa no cabrá en nuestro cuerpo. No tendrá sentido y no habrá armonía. Si falta la verdad, no nos enfrentaremos al enemigo. Jesús mismo es la verdad. El mundo no tiene la verdad.

PARA CAMINAR EN ESTA VICTORIA, DEBEMOS USAR EL CINTURÓN DE LA VERDAD. ¿QUÉ SIGNIFICA ESO?

En primer lugar, el cinturón es un dispositivo que permite que nuestra ropa se sujete bien en su lugar, en nuestro cuerpo. Entonces, colocado correctamente, nos ayuda a solicitar la fuerza que está en nuestros riñones. Cuando los combatientes se aprietan el cinturón, lo hacen para movilizar la fuerza.

A través de esto, Jesús nos muestra que es la verdad lo que falta en el mundo. La gente nace en la mentira y vive en este estado. Nuestra capacidad para decir la verdad puede ser muy débil. A veces tenemos buenas intenciones y queremos decir la verdad, pero ante el juicio, esa verdad no se sostiene. La verdad debe ser fundada en Dios para resistir la prueba

El Señor nos invita a amar la verdad. Es sólo a través de nuestra fe en Jesús y el poder del Espíritu Santo que podemos caminar en la verdad.

¿Cómo aplicar la biblia a nuestra vida diaria?

EL ESPÍRITU SANTO ES EL ESPÍRITU DE VERDAD

Hasta que el espíritu de verdad esté en ti, no puedes caminar en la verdad! En otras palabras, sin el Espíritu Santo, no es posible caminar en la verdad.

En la Biblia, vemos que los fariseos y los religiosos no se mantuvieron firmes en la verdad. En contraste, cuando los apóstoles recibieron el Espíritu Santo, también recibieron la faja de la verdad, el amor a la verdad y la fuerza para defenderla. Cuando Jesús se encontró ante Poncio Pilato y sus preguntas, pudo afirmar la verdad, a pesar de la tentación de apresurarse hacia su liberación.

El mundo te empuja a mentir y la verdad falta en la tierra. Pero Jesús dice que vino por el testimonio de la verdad.

Jesús defiende la verdad y no buscó mentir para salvar su vida. Él permaneció en la verdad porque él mismo está equipado con este cinturón.

La verdad debe ser algo que se case con nuestra vida, que le dé sentido. La verdad es una fuerza para nuestra consagración, para que estemos en el día equivocado, cuando el desafío de la verdad se presente. Debemos usar este cinturón para asumir nuestras responsabilidades, para atrevernos a testificar con veracidad, para abrir la boca cuando una persona inocente pueda ser condenada.

Para que la verdad sea un arma defensiva contra las acusaciones del diablo, contra la manipulación del espíritu del mundo, debe estar en nuestros corazones. Debemos amar la verdad, estar dispuestos a defenderla, a denunciarnos si hemos hecho mal, a sufrir por ella. Que triunfe la verdad! Es nuestra fuerza y lo que sostiene nuestra santificación.

 

Leave a Reply