Consecuencias de las Cruzadas

Rate this post

Los resultados de las cruzadas no fueron insignificantes. La primera cruzada dio origen a los Estados latinos del Este que vivieron casi dos siglos en la costa asiática, gracias a las cruzadas que se sucedieron a un ritmo muy desigual hasta 1272 e incluso en 1291. El reino de Chipre nació de la tercera cruzada; el Imperio Latino de Constantinopla de la cuarta. Y estos Estados latinos del Este representaban una formación política original.

El Reino de Jerusalén, al garantizar la seguridad de las peregrinaciones y la protección de los cristianos orientales liberados de la dominación musulmana, respondió bastante bien al propósito propuesto por Urbano II, aunque no hay nada que decir sobre si el Papa y los cruzados habían previsto entonces un asentamiento permanente. Pero mantener este establecimiento había requerido un esfuerzo sostenido por parte de Occidente.

Consecuencias económicas

Fue especialmente en el marco de estos Estados latinos donde se produjo el descubrimiento de un mundo hasta entonces desconocido para los occidentales. Los contactos de las civilizaciones a las que dieron lugar las cruzadas adoptaron diversas formas y, sin duda, el pensamiento greco-árabe ha penetrado más en Occidente a través de España que en Oriente. Pero no deja de ser cierto que, por esta última vía, Occidente ha concedido importantes préstamos al Este, y que otros quizás también han tenido lugar en la dirección opuesta, aunque en menor medida.

 

La economía mediterránea no se ha visto perturbada por las Cruzadas:

las grandes corrientes del comercio mundial ya estaban tomando forma antes. Pero las Cruzadas los transformaron: junto a Constantinopla y Alejandría, los intercambios entre mercaderes orientales y occidentales también estaban situados en los puertos sirios, libaneses o palestinos, e incluso chipriotas y armenios. De hecho, el transporte de peregrinos, suministros y ayuda enviada desde Occidente llevó a las repúblicas mercantes a frecuentar estos puertos y a buscar el flete de regreso. Eventualmente, los comerciantes se adentraron más en Asia, hasta la India y China.

Como consecuencias de las cruzadas los señores feudales estuvieron mucho tiempo fuera, por lo que perdieron parte de su autoridad política. Por el contrario, los reyes al final de la Edad Media fueron cada vez más poderosos.

El sistema feudal comenzó a debilitarse en la medida que creció el comercio y que muchos siervos incorporados a las huestes de sus señores no regresaron, provocaron una crisis de la mano de obra.

Un intenso movimiento de personas devolvió al Mediterráneo un papel relevante en las comunicaciones.

El comercio entre Oriente y Occidente fue reestablecido, ganando gran auge los puertos italianos de Génova y Venecia.

Leave a Reply