Cosas de la Biblia

Rate this post

Más allá de curiosidades y datos anecdóticos, la Biblia es un texto cuyo origen está lleno de historias fascinantes, escrito por personas increíbles que fueron capaces de abrirse a la voluntad de Dios para que, pluma y papel en mano, nos regalaran uno de los tesoros espirituales más importantes de nuestra fe, la Palabra de Dios.

La Palabra de Dios

No solo se trata de un compilado de reglas y una moral espiritual particular, tampoco es solo el relato histórico de una nación con problemas de identidad y de asentamiento y mucho menos es el relato de un súper héroe de antaño con un mensaje simpático de paz y amor que a todos hace sentido. Es el mismo Dios comunicándose con sus hijos, es una carta de amor, una ruta de navegación, un libro de preguntas y respuestas, un manual de instrucciones del fabricante, un compendio de testimonios de hombres frágiles sostenidos por Dios en momentos difíciles.

Y tan grande es su influencia, que las cosas que están escritas ahí son el cimiento cultural de Occidente. No solo es una cosa de los romanos y su imperio que permeó culturalmente toda Europa y posteriormente América. Es la voluntad de Dios expresada en palabras para ayudarnos a relacionarnos con los demás y a vivir nuestra vida en plenitud. Al mismo tiempo es una fuente inagotable para alimentar nuestra vida espiritual, ya sea realizando Lectio Divina (si no sabes cómo se reza aquí te enseñamos), profundizando en  las enseñanzas de Jesús y así encontrarnos verdaderamente con Él o buscando entre sus líneas la ayuda necesaria para discernir el plan de Dios para tu vida.

Por eso compartimos contigo 10 cosas que no sabías de la Biblia, convencidos de que hay muchas más, que además de curiosas, son importantes de saber para todos aquellos que hacemos apostolado, pues nos ayudan a dejar en evidencia lo fascinante que es el texto, no tan solo por su contenido espiritual.

Cómo hacer un devocional bíblico

Cómo hacer un devocional bíblico

Aquí algunas cosas básicas que debieras conocer de ella:

  1. La Biblia es inspirada por Dios: “Toda Escritura es inspirada a por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia”, 2 Timoteo 3:16. Los cristianos entendemos que decir que la Escritura fue inspirada por Dios significa que cada palabra en ella contenida proviene de Dios (1 Pedro 1:21).
  2. Fue escrita principalmente en 2 idiomas: Hebreo y Griego. Algunas porciones fueron escritas en Arameo (algunos capítulos de Esdras, Daniel, un verso de Jeremías y algunas frases del Nuevo Testamento).
  3. Fue escrita en un período de aproximadamente 1500 años (1450 AC – 100 DC).
  4. Dios utilizó para su escritura a más de 40 autores entre ellos: pastores, granjeros, fabricantes de tiendas de acampar, médicos, pescadores, sacerdotes, filósofos y reyes. Aunque éstos eran de distintas profesiones la mayor parte de las Escrituras fueron escritas por profetas y apóstoles.
  5. La Biblia está dividida en Antiguo y Nuevo Testamento. La palabra‪ “testamento” significa “pacto”.
  6. El Antiguo Testamento contiene 39 libros, 929 capítulos y 23.214 versículos. Posiblemente Job fue el primer libro en escribirse y Malaquías el último.
  7. El Nuevo Testamento contiene 27 libros, 260 capítulos y 7.959 versículos. Probablemente el primer libro en escribirse fue Santiago y el último Apocalipsis.
  8. La Biblia se considera a sí misma como la revelación de Dios (Lucas 24:44). En el Antiguo Testamento los profetas declararon que sus escritos eran las palabras de Dios dadas a ellos (Oseas, Joel, Jonás, Miqueas, Sofonías, Hageo y Malaquías comienzan diciendo: “Palabra del Señor”). En el Nuevo Testamento Cristo aceptó el A.T en su totalidad, “Para que se cumplieran las Escrituras” (Lucas 4: 16-21; Mateo 15: 3-6).
  9. La Biblia es el libro más vendido, se estima que se han vendido entre 5 y 6 billones de copias. Cada minuto aproximadamente 50 Biblias son vendidas alrededor del mundo. Sin embargo, también es uno de los objetos más hurtados.
  10. A través de la Biblia podemos obtener salvación (Romanos 10:17) y esta misma es necesaria para que podamos crecer en el conocimiento de Dios (Jeremías 9:24) y en santidad delante de Él (Salmo 119:26).

Leave a Reply