¿Es usted intolerante a la lactosa? – Explicado

Rate this post
  1. Salud
  2. ¿Es usted intolerante a la lactosa?

Por Sarah Densmore

Si ese vaso de leche tibia con el que usted cuenta cada noche ha comenzado a dejarle con un caso molesto de malestar intestinal, usted podría tener intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de descomponer un azúcar complejo llamado lactosa. La lactosa se encuentra en la leche y otros productos lácteos. Consiste en dos azúcares simples, glucosa y galactosa.

Usted puede volverse intolerante a la lactosa en cualquier momento de la vida, pero es más común en la edad adulta. Se estima que de 30 a 50 millones de estadounidenses tienen intolerancia a la lactosa.

De hecho, cuando eras un bebé, probablemente eras capaz de descomponer la lactosa muy fácilmente. Esto se debe a que el intestino delgado de la mayoría de los bebés contiene mucha lactasa. La lactasa es la enzima que descompone la lactosa para que su cuerpo sea capaz de digerirla y absorberla. Desafortunadamente, el nivel de lactasa en su cuerpo puede haber comenzado a disminuir tan pronto como sus días de lactancia terminaron.

Interesantemente, si usted carece o no de lactasa depende mucho de su origen étnico. Casi el 100 por ciento de los asiáticos y el 80 por ciento de los negros e hispanos experimentan una disminución en los niveles de lactasa. Sin embargo, alrededor del 80 por ciento de las personas de ascendencia europea del norte siguen produciendo lactasa en la edad adulta.

Si usted es intolerante a la lactosa, probablemente experimente algunos de los siguientes síntomas entre 30 minutos y 2 horas después de comer productos lácteos.

  • Cólicos abdominales y dolor
  • Distensión
  • Diarrea
  • Flatulencia
  • Gas
  • Náusea

Aunque estos síntomas generalmente son leves, pueden volverse más severos si usted ha comido una comida que contiene mucha lactosa.

Los problemas digestivos asociados con la intolerancia a la lactosa también pueden ser sintomáticos de otras condiciones, incluyendo el síndrome del intestino irritable. Sin embargo, si su médico sospecha que usted tiene intolerancia a la lactosa, probablemente le indicará que deje de comer alimentos que contengan lactosa durante al menos un mes.

Su médico también puede confirmar que usted tiene intolerancia a la lactosa a través de otros dos exámenes.

  • Prueba de intolerancia a la lactosa: Usted beberá un líquido que contenga una gran cantidad de lactosa. Después de beber la solución, su sangre será examinada para ver si está digiriendo y absorbiendo la glucosa adecuadamente.
  • Prueba de hidrógeno en el aliento: Usted también tomará un líquido de lactosa en esta prueba, pero en lugar de revisar su nivel de glucosa en la sangre, su médico revisará su aliento para detectar la presencia de hidrógeno. El hidrógeno estará presente en una cantidad significativa sólo si su cuerpo no está digiriendo la lactosa.

Si su médico confirma que usted tiene intolerancia a la lactosa, no se desespere. Muchas personas que carecen de la enzima lactasa pueden disfrutar de pequeñas cantidades de alimentos que contienen lactosa. Comience con una cantidad muy pequeña (menos de media taza) y, a través de un poco de ensayo y error, encuentre la cantidad de productos lácteos que su cuerpo puede tolerar.

Muchos supermercados venden productos lácteos con y sin lactosa. Además, pregúntele a su médico acerca de las enzimas de venta libre para la lactosa. Vienen en tabletas o gotas. Las pastillas se pueden tomar antes de comer alimentos con lactosa y las gotas se pueden agregar a la leche.

Leave a Reply