Estudio Inductivo de la Biblia

Rate this post

El método de estudio bíblico inductivo se basa en un examen del contexto que rodea cada pasaje de las Escrituras. Investigar cada declaración es crucial para entender el significado de la Biblia. Kay Arthur, autora de más de 100 libros y estudios bíblicos, enseña y conduce un programa de radio y televisión, que enseña este método de estudio bíblico a más de 94 millones de personas en todo el mundo.

 

Oración

Kay Arthur dice que antes de que una persona comience cualquier estudio de la Biblia, debe orar por la ayuda del Espíritu Santo. Esto puede ser un aspecto olvidado del estudio de la Palabra de Dios porque muchas personas se acercan a la Biblia como si estuvieran estudiando un libro de texto. Añade que sin oración, el estudio bíblico inductivo es sólo un método.

Observación

Recomienda que la persona en cuestión en todo momento: ¿Quién? ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué es eso? ¿Cómo? Continúe con las palabras que se repiten o destacan en el texto de marcado. La repetición del escritor a menudo indica la importancia de uno de los conceptos o énfasis en lo que quiere que el lector aprenda. Las listas son otro punto importante, revelando los principales conceptos y claves. El contraste y las comparaciones, especialmente aquellas con un lenguaje muy descriptivo, utilizan imágenes visuales fuertes para ayudar al lector a recordar lo que ha aprendido. Identificar el paso del tiempo para determinar la secuencia de eventos e interpretar mejor el significado. Anote los temas de los capítulos que conciernen a una persona, principio, evento o enfoque. Éstos pueden identificarse examinando las listas y las palabras clave ya observadas.

 

Interpretación

Según Kay Arthur, en su conjunto, la Biblia debe ser usada para interpretarse a sí misma. En otras palabras, la Biblia nunca se contradice a sí misma. Si hay dos pasajes que parecen contradecirse, es más probable porque hay un tercer pasaje que los une. Uno o dos versículos aislados u oscuros no son una base sólida para la doctrina. El contexto, incluyendo consideraciones históricas y culturales, es un concepto clave en el estudio de la Palabra de Dios. La Biblia debe ser interpretada literalmente. El deseo de Dios es que conozcamos la verdad. La mayoría de los pasajes pueden ser tomados a su valor nominal y hablarán por sí mismos. Sin embargo, tenga en cuenta los estilos literarios. Las comparaciones y metáforas se usan generosamente en algunos libros de la Biblia, pero raramente en otros.

 

Recursos Externos

Aunque la Biblia misma debería ser el recurso principal en el estudio bíblico inductivo, Kay Arthur reconoce el valor de los recursos externos. Hay muchos otros materiales de estudio sólidos que están disponibles, tanto en línea como en forma de libro. Además, el estudio en grupo y escuchar los puntos de vista de los demás puede ser una herramienta valiosa y proporcionar información adicional.

 

Aplicación

Según Kay Arthur, una vez que una persona entiende lo que dice la Palabra de Dios, está obligada a aplicar esta enseñanza a su vida. La Biblia expondrá sistemas de creencias falsas o patrones de pensamiento que no están alineados con Dios y que a menudo pueden ser el resultado de malas decisiones de comportamiento. Las Escrituras describen un proceso – a veces general, pero a menudo específico – de llevar a cabo un cambio de comportamiento.

Leave a Reply