Historia del Cristianismo

Rate this post

La historia del cristianismo comienza con la predicación1 de Jesús de Nazaret a los judíos de Judea-Galilea, entonces bajo dominio romano. Sus seguidores forman una sola secta judía entre otras. Después de la muerte de Jesús, esta nueva religión se extendió por todo el Imperio Romano.

 

El cristianismo es ahora la religión más extendida en el mundo.

En el tiempo de la predicación de Jesús de Nazaret, muchos creen que él es el Mesías, bendecido por Dios y llamado a liberar a Israel. Durante tres años enseñó su interpretación de la ley divina. Los líderes religiosos judíos ven las enseñanzas de Jesús como un peligro para su poder. El ocupante romano está preocupado por los riesgos para el “orden público” que representan las grandes multitudes que se reúnen para escuchar a Jesús. Durante las festividades judías de la Pascua, fue arrestado, sentenciado a muerte y crucificado como rey de los judíos.

Después de su muerte, sus discípulos creen en su resurrección y piensan que el tiempo del Juicio Final ha llegado. En esa época, los cristianos seguían siendo una secta judía entre otras, conocida como nazarenos. Forman una comunidad en torno a los discípulos de Jesús, especialmente Pedro y Santiago, el hermano de Jesús.

Poco después Pablo de Tarso se convirtió al cristianismo. No conocía a Jesús, pero dijo que lo vio en una aparición camino a Damasco. Rápidamente tomó gran importancia en la nueva religión y comenzó a convertir a los no judíos.

Los cristianos son mal vistos por los romanos. En efecto, al igual que los judíos, rechazan a otros dioses y se niegan a participar en la adoración en honor del emperador; pero además, son prosélitos, es decir, tratan de convertir a otras personas a sus creencias. Además, al proclamar que todos los hombres son “hermanos”, ponen en tela de juicio uno de los fundamentos económicos del Imperio Romano: la esclavitud. Alrededor del año 65 d.C., los apóstoles Pedro y Pablo fueron condenados a muerte y ejecutados.

En 70, tras las revueltas judías contra los romanos, el templo de Jerusalén fue destruido. Este fue el comienzo de la diáspora, es decir, la dispersión de los judíos de Israel.

En este tiempo comenzó la escritura de los Evangelios. Durante 250 años, hubo períodos de tolerancia y persecución para los cristianos.

La religión del Imperio Romano

En 313, el emperador romano Constantino por el Edicto de Milán permitió que el cristianismo existiera legalmente.

En 392, el emperador Teodosio I hizo del cristianismo la religión oficial del Imperio Romano y prohibió otras religiones. Al mismo tiempo, el Imperio Romano se dividió en el Imperio Romano de Occidente y el Imperio Romano de Oriente.

 

La separación de la Iglesia Ortodoxa (Cisma) y las Cruzadas

En 320, la capital del Imperio Romano se convirtió en Constantinopla. Este es el origen de la separación con Roma y el comienzo de la Iglesia Ortodoxa, separada de Occidente desde 1054. Las iglesias ortodoxas son independientes y están estrechamente vinculadas a sus países (Rusia, Grecia,…) y cada una está dirigida por un Patriarca.

Leave a Reply