Hoja de datos de contabilidad para para tontos

Rate this post

De Bookkeeping For Dummies, 2ª Edición

Por Lita Epstein

Los contables gestionan todos los datos financieros de las pequeñas empresas. Una contabilidad financiera precisa y completa es crucial para cualquier propietario de negocio, ya que todas las funciones de una empresa dependen del registro preciso de las transacciones financieras por parte del tenedor de libros. Por lo general, los contables se encargan de llevar el Plan de Cuentas, el Libro Mayor y los diarios de la empresa, que ofrecen detalles sobre todas las transacciones financieras.

Fundamentos de un sistema de contabilidad

Su sistema de contabilidad se basa en algunos elementos clave fundamentales para mantener sus libros en orden. Con estos bloques de construcción, cualquier tenedor de libros puede establecer un sistema sólido para el seguimiento de todas las transacciones del negocio. Aquí están estos componentes importantes:

  • Plan de cuentas: Lista de todas las cuentas en los libros; la hoja de ruta de las transacciones financieras de un negocio
  • Revistas: Lugar en los libros donde se introducen por primera vez las transacciones
  • Libro mayor: El libro que resume todas las transacciones de la cuenta de un negocio

Pasos clave para mantener los libros

La contabilidad es, entre otras cosas, un proceso paso a paso que le permite hacer un seguimiento metódico de las transacciones en los libros de su empresa. El monitoreo de una transacción en cada paso del camino ayuda a los contadores a mantener un ojo en el resultado final en todo momento. Compruebe las siguientes claves para el éxito de la contabilidad:

  1. Transacciones: Haga compras o ventas de artículos para manejar su negocio e inicie el proceso de contabilidad.
  2. Asientos: Ingresar transacciones en los libros a través de revistas.
  3. Contabilización: Contabilice los asientos en el libro mayor.
  4. Saldo de prueba: Pruebe las cuentas en el libro mayor para ver si están en equilibrio.
  5. Hoja de trabajo: Anote en una hoja de trabajo cualquier ajuste de cuenta que sea necesario después del balance de prueba.
  6. Ajuste de asientos: Contabilice los ajustes de la hoja de trabajo en las cuentas afectadas del libro mayor.
  7. Estados financieros: Prepare el balance y la cuenta de explotación (PyG) utilizando los saldos de cuenta corregidos.
  8. Cerrando: Cierre los libros de las cuentas de ingresos y gastos y vuelva a iniciar el ciclo completo con saldos cero en ambas cuentas.

Consejos para controlar el efectivo de su negocio

Aunque los contadores son los que registran lo que le sucede al dinero de su negocio, no son los únicos que controlan el destino de ese dinero. Controlar el dinero de su empresa es importante; el dinero en efectivo de una empresa puede ser una sirena bastante tentadora para los empleados que no son responsables ante los controles y equilibrios correctos. Siga estas sugerencias para limitar el acceso de cualquier persona al dinero de su empresa:

  • Separar a las personas que manejan efectivo. Asegúrese de que la persona que acepta dinero en efectivo no esté también registrando la transacción.
  • Responsabilidades de autorización separadas. Asegúrese de que la persona que autoriza un pago no esté también firmando el cheque o dispersando el dinero en efectivo.
  • Separe las tareas de su personal de contabilidad para asegurar un buen sistema de controles y balances. No confíe demasiado en una sola persona, a menos que sea usted mismo.
  • Separar la responsabilidad operativa (transacciones diarias reales) de la responsabilidad de mantenimiento de registros (introducción de transacciones en los libros).

Cálculo del flujo de caja con el ratio actual

En la contabilidad, la proporción actual compara sus activos actuales con sus pasivos actuales. Este ratio le permite tener una visión rápida del flujo de caja de su empresa, es decir, de su capacidad para pagar sus facturas. La fórmula para calcular este importante ratio es la siguiente:

Activo circulante ÷ Pasivo circulante = Ratio circulante

El siguiente es un ejemplo de un cálculo del ratio actual:

5.200 dólares ÷ 2.200 dólares = 2,36 (proporción actual)

La proporción actual es una forma en que los prestamistas prueban su flujo de efectivo cuando consideran prestarle dinero. Los prestamistas generalmente buscan ratios actuales de 1.2 a 2, por lo que cualquier institución financiera consideraría el ratio actual de este ejemplo de 2.36 para ser una buena señal. Un coeficiente de solvencia inferior a 1 se considera una señal de peligro porque indica que la empresa no tiene suficiente efectivo para pagar sus cuentas corrientes.

Comprobación del flujo de caja con la prueba ácida o el ratio rápido

En la contabilidad, la prueba de fuego o ratio rápido evalúa los activos y pasivos actuales de su empresa, pero es una prueba más estricta del flujo de caja que un ratio corriente similar. Muchos prestamistas prefieren la proporción de prueba de ácido cuando deciden si le dan un préstamo debido a esa rigurosidad; no incluye la cuenta de inventario en el cálculo.

El cálculo de la relación de prueba de ácido es un proceso de dos pasos:

  1. Determine sus activos rápidos: Efectivo + Cuentas por cobrar + Valores negociables = Activos rápidos
  2. Calcule su ratio rápido ÷ Activos rápidos ÷ Pasivos corrientes = ratio rápido

El siguiente es un ejemplo de cálculo de la relación de acidificación:

2.000 + 1.000 + 1.000 = 4.000 dólares (activos fijos rápidos)

4.000 dólares ÷ 2.200 dólares = 1,8 (coeficiente de acidificación)

Los prestamistas consideran que una compañía con una relación de prueba de ácido de alrededor de 1 está en buenas condiciones. Un coeficiente de prueba de ácido inferior a 1 indica que la empresa puede tener que vender algunos de sus valores negociables o asumir deuda adicional hasta que pueda vender más de sus existencias.

Leave a Reply