Lugares Santos del Cristianismo

Rate this post

Hay muchos lugares santos en el mundo, pero sólo 5 han recibido de Roma la autorización para celebrar un jubileo, un Año Santo que vuelve cada 7 años, excepto uno de estos lugares, otro que hace referencia a la celebración. Son lugares donde los peregrinos pueden disfrutar de una indulgencia plenaria visitándolos durante el tiempo de dicho Jubileo.

Sólo 5 en el mundo

Comenzaré hoy contándoles acerca del primer Lugar Santo conocido en el mundo y sería más corto debido a eso:

 

1er: Jerusalén

La ciudad llamada 3 veces Santa, para nosotros los católicos, cuna del cristianismo por excelencia Jerusalén Tierra Santa, el Santo Sepulcro, el Monte de los Olivos:

El uso de peregrinar a los mismos lugares de la vida terrena de Cristo se remonta a Melitón de Sardis que fue a Palestina durante la segunda mitad del siglo II (alrededor de 160) y cuyo propósito específico era investigar el canon de las Sagradas Escrituras (fuente Wikipedia), los principales lugares para visitar son además del Santo Sepulcro y el Monte de los Olivos, Getsemaní, el Cenáculo entre otros….

Jerusalén, Ciudad Santa, se beneficia así de la indulgencia plenaria por cada peregrino que va allí, y primera ciudad de los otros cinco lugares santos decretados por Roma

 

2ª: Roma

El lugar de peregrinación se convirtió en el lugar principal después de la pérdida de Jerusalén en la Edad Media, lo que dificultó a los peregrinos llegar a la ciudad y sede de San Pedro y San Pablo, el primer Jubileo fue decretado por el Papa Bonifacio VIII en 1300, invitando a los cristianos a venir a Roma a disfrutar de la indulgencia plenaria una vez concedida sólo a los cruzados.

La peregrinación a Roma se hace ad limina Apostolorum, es decir, hasta el umbral de la tumba de los apóstoles Pedro y Pablo. Incluye 4 basílicas mayores que son, por orden de precedencia:

La basílica de San Juan de Letrán, catedral de Roma y del mundo,

Basílica de San Pedro, en el Vaticano, tumba de San Pedro,

Basílica de San Pablo Fuera de las murallas, en el Camino de Ostián, tumba de San Pablo,

La Basílica de Santa Maria Maggiore, con la reliquia del Pesebre.

A estas cuatro basílicas mayores se añade una multitud de basílicas menores, así como las catacumbas. La peregrinación romana también incluye a menudo la recepción de la bendición apostólica por parte del Papa (durante la audiencia pública semanal, durante el Ángelus dominical, o en otras circunstancias, tales como grandes misas o audiencias privadas).

El Tour de las Siete Iglesias, instituido por San Felipe Neri, incluye las cuatro basílicas mayores y tres basílicas menores importantes:

La Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén, que guarda las reliquias de la Pasión,

La basílica de Saint-Laurent-hors-les-murs, cae de Saints Étienne y Laurent,

La basílica de San Sebastián fuera de las murallas, sobre las catacumbas.

3ª Santiago de Compostela

Muy rápidamente esta peregrinación compitió con la de Roma, fue después de la toma de Granada en 1492 que este lugar fue declarado por el Papa Alejandro VI como una de las tres grandes peregrinaciones del cristianismo, Allí se encuentra la Tumba de Santiago el Mayor.

En la época de Carlomagno, hacia el año 813, los fenómenos sobrenaturales tenían lugar sobre un mausoleo, en un campo llamado estrellas (compostelle) se habla de apariciones de luces, estrellas, fenómenos de luz, sólo verticalmente. El intrigado Obispo Theodemir hizo realizar excavaciones, ¡y los restos de Santiago fueron exhumados! Fue la alegría en el mundo cristiano después del descubrimiento en Roma de la tumba de San Pedro!

Las multitudes de Europa vinieron a tocar las reliquias del Apóstol, se construyó una pequeña capilla, luego se erigió una basílica en el sitio del descubrimiento.

La historia cuenta que Herodes Agripa decapitó al apóstol y que sus amigos se embarcaron y quisieron enterrarlo en España, arrastrado por las corrientes del barco o en una barca según, encallado en Galicia cerca de la ciudad de Iria flavia, los romanos entonces prohibieron cualquier acto de devoción a los mártires bajo pena de muerte, lo que hace que se olvidara durante siglos y se descubriera según lo escrito anteriormente….

El ciclo Jubilar se basa en la Fiesta de Santiago de Compostela, el 25 de julio cuando cae en domingo, la puerta de la Catedral de Santiago de Compostela está abierta desde el 31 de diciembre del año anterior al Año Santo. Se concede una indulgencia plenaria a aquellos que cumplen con las obligaciones de oración, confesión, ritos, que la Iglesia ha promulgado. La fiesta religiosa de Santiago comienza el 24 de julio por la tarde con la Oficina de las Vísperas. Continúa el 25 de julio, con una liturgia adaptada cuyos elementos rituales para el canto y la música se encuentran en el Codex Calixtinus (manuscrito del siglo XII) conservado por la Arquidiócesis de la Catedral de Compostela.

 

4°: Santo Toribio de Liebana

Este santuario es poco o nada conocido, se encuentra en España y más concretamente en el norte, en Cantabria.

Este monasterio está en manos de los franciscanos y tiene la particularidad de contener dentro de estas paredes el trozo más grande de la cruz de Cristo, frente al lugar exacto donde el clavo fue clavado en la mano izquierda de Nuestro Señor Jesucristo a quien veneramos.

Ubicación de las uñas

Lignum Crucis es su nombre, (la madera de la Cruz) se conserva en un relicario de plata dorada, que corresponde al brazo izquierdo de la Cruz, Cruz descubierta por Santa Elena, pero que dejó este lado izquierdo, las dimensiones son 63,5 cm vertical, y 39,3 cm horizontal por 4 cm de espesor, establecido así en la Cruz dorada de arriba.

El 23 de septiembre de 1512 el Papa Julio II concedió el privilegio de celebrar el Año Jubilar, el monje Santo Toribio trajo la reliquia de Jerusalén; se dice que alrededor del siglo VIII, fecha en la que otro monje llamado Beato escribió allí su famoso comentario del Apocalipsis, hay pinturas dentro del monasterio que lo ilustran. El Papa León X concedió la indulgencia plenaria, en 1967 Pablo VI concedió que el Jubileo durara un año.

El año jubilar comienza cada vez que la fiesta de Santo Toribio cae el 16 de abril y un domingo, en esta ocasión se abre la Puerta conocida como el Perdón por donde entran los peregrinos, luego se presenta a la veneración de los fieles la Cruz que cada uno puede besar. Sin embargo ésta puede ser venerada durante el año y besada, a hora precisa en verano por ejemplo a partir de las 16h.

5º  Caravaca de la Cruz

El municipio de Caravaca está situado en la provincia de Murcia, en 2009 el alcalde decidió hacer de Benedicto XVI “el Hijo Adoptivo” de la ciudad. El último Santo Jubileo tuvo lugar en 2010 y fue llamado el Año de la Santísima y Verdadera Cruz, se celebró en el santuario de la Santa Cruz donde se conserva un fragmento de la Cruz Verdadera y se venera durante 800 años.

Este fragmento se conserva en un relicario oriental en forma de cruz, con una rama vertical y dos horizontales que habrían pertenecido al patriarca Roberto, obispo de Jerusalén en 1099.

La historia es la siguiente: Ginés Pérez Chirinos, de Cuenca, fue un día a los moros del reino de Murcia a predicar a Cristo. Capturado, fue interrogado por el propio rey, Zait-Abu-Zait, en particular sobre la religión cristiana. Como el sacerdote no tenía nada que hacer, el rey ordenó que fueran a Cuenca a buscar lo necesario, lo cual se hizo, a excepción de la cruz del altar, que fue olvidada. El sacerdote entonces comenzó a celebrar los santos misterios ante el rey pero se preocupó por este descuido. El rey, sorprendido, le preguntó el motivo de este desorden, y como le indicó el sacerdote, el príncipe musulmán le respondió: “Pero, ¿no es éste? En efecto, acababa de bajar una cruz sobre el altar, que se dice que es el del Patriarca de Jerusalén. El sacerdote continuó su servicio y, cuando la Hostia fue levantada, el rey moro vio la cara de un niño sonriéndole. Se convirtió al cristianismo, bajo el nombre de Vicente, al igual que toda su familia. Es desde entonces que la comuna lleva el nombre de Caravaca de la Cruz.

Aquí, pues, el documento más importante que describe este acontecimiento es el testimonio de la época del Padre Franciscano Gilles de Zamora, historiador del rey Fernando.

“Si hablamos de la misma cruz en la que Cristo fue clavado, debemos venerarla (…) porque nos muestra la figura de Cristo tendido sobre ella, y también porque fue tocada por sus miembros e inundada de su sangre. Por este doble motivo debemos rendirle el mismo culto a latría que al mismo Cristo”, a diferencia de las efigies simples (s. Tomás de Aquino, Suma de Teología, 3a pars, art. 4).

Desde la conversión del Rey Moro la ciudad fue llamada Caravaca de la Cruz el 3 de mayo de 1231, recientemente, más precisamente el 9 de enero de 1998, la Santa Sede concedió el Año Jubilar en perpetuo cada siete años, lo que convierte a esta ciudad en la quinta del mundo en celebrar el jubileo perpetuo en el santuario donde se guarda la Santa Cruz.

 

Leave a Reply