Oraciones por la mañana: la mejor manera de iniciar el día con Dios

5 (100%) 1 vote

Aquellas personas que son devotas a la religión sienten la necesidad de demostrarlo de alguna u otra manera en cualquier momento del día. La mayoría de estas prefieren realizar una oración por la mañana ya que esta simboliza el dar gracias por un día más de vida. También oran por el día que está por comenzar, la semana que está por venir, por los suyos y por todos quienes los rodean.

Según la religión, la oración nos permite estar más cerca del señor, es la mejor manera de comunicarse con él; con ella también se da la gracias por las cosas que poseemos y es la  manera de mostrar gratitud por ellas. Las oraciones de la mañana proporcionan desahogo para la persona si tiene alguna inquietud o molestia. También se utiliza como el vínculo con el señor para confesar nuestros pecados y arrepentirse de ellos.

¿Qué se dialoga o qué se pide en la oración de la mañana?

En sus oraciones, la mayoría pide por el bienestar propio y el de todos en su entorno. Los creyentes consideran que la conversación con el señor no puede verse interrumpida por nada, ya que se está cortando la comunicación y no existe algo más importante ni más interesante que hablar con el ser celestial que reina en los cielos.

Los practicantes toman su tiempo para realizar su oración, para hablar con el señor. Consideran que es un acto serio ya que están hablando un el ser más poderoso del universo. La oración por la mañana es el mejor paso para comenzar el día. Esta debe ser automática, no se debe pensar mucho ya que quien adora al señor no debe dudar de eso.

¿Cómo iniciar una oración por la mañana?

La persignación al empezar el acto  representa el inicio del diálogo con Dios. Muchos de los  comienzan a platicar hacia el señor con la misma naturalidad con la que hablarían hacia una persona. Una oración no debe ser planteada con estrictos parámetro de vocabulario, los fieles comienzan a entablar una conversación con quien consideran “un gran amigo”.

No es necesario extenderse tanto, pero sí tomar tiempo para hacerlo. Martín Lutero solía decir: “Mientras menos palabras, mejor la oración”. ¿Para qué decir mil palabras si puedes decir lo mismo con diez?  La oración es algo privado de cada persona y puede realizarla como le sea más cómodo y más confortable. Otros consideran que la oración debe hacerse por lo menos tres veces al día, pero eso es decisión de cada persona.

¿Qué es realmente la oración por la mañana para un creyente?

Los devotos consideran que la oración por la mañana es un acto de adoración y obediencia ya que es lo primero que se hace en el día: dar las gracias a nuestro padre por todo lo bueno que nos ha dado. Esta es una parte importante por el hecho de ser nuestro primer pensamiento del día

Muchas personas piensan que una oración es como una lista de prioridades o deseos, pero quien realmente tiene el control de tomar las decisiones de nuestra vida es Dios; él es quien decide el rumbo de nuestro día a día y eso no lo podemos modificar.

Hablar con el señor nos acerca a su mundo y nos hace seres de paz. Nos ayuda a alcanzar la gloria de Dios y nos da la confianza para continuar.

Leave a Reply